Buscar

COMUNICACIÓN ACTIVA

Actualizado: 26 jul

¿SABES QUE ES IMPOSIBLE NO COMUNICAR?


Existen dos tipos de lenguaje: el verbal y no verbal



TENER CLARO LO QUE QUIERO DECIR


Es fundamental:


a) Clarificar nuestra intención o sea fijar el objetivo que deseamos conseguir con la máxima claridad para orientar nuestros actos.


b) Ser congruentes con nuestro objetivo.


c) Estar atentos a la respuesta que vayamos obteniendo para si fuera preciso, ir modificando nuestro modo de actuar con la intención de ir acercándonos cada vez más al objetivo propuesto.


Las personas funcionan correctamente: nadie está equivocado ni estropeado



aprende A escuchar el lenguaje no verbal


Escuchar activamente es escuchar el lenguaje no verbal, su tono de voz, expresión corporal, movimiento ocular, postura de pies y manos, etc. todo aquello que no se comunica verbalmente nos indica si la persona está siendo coherente con su lenguaje verbal y corporal. Aprender a escuchar silenciando nuestra emocionalidad y prejuicios es fundamental para tener una comunicación efectiva.



CONVERSACIONES INTERNAS


“Cada vez que alguien habla, hay alguien escuchando. aun cuando no haya otra persona cuando nos hablamos a nosotros mismos siempre está el escuchar de la persona que habla.

Una conversación, en consecuencia, es la danza que tiene lugar entre el hablar y el escuchar, y entre el escuchar y el hablar. Las prácticas de hablar o pensar «acerca de» son parte integrante de la estructura general de la acción humana.

El lenguaje no es pasivo ni descriptivo, el lenguaje es acción, por lo que también la acción es un acto lingüístico. Nuestras acciones nos hacen ser como somos y el resultado de las acciones que llevamos a cabo. Somos según cómo actuamos. Acción es una distinción que hacemos en el lenguaje. El significado de una palabra es su uso en el lenguaje.

La acción humana es = actividad + interpretación. Observar la acción es el hecho de que sea el observador quien hace que la acción tenga sentido.

Nuestro hablar no es trivial, cambia nuestro mundo y da forma a nuestra identidad. Somos responsables de las consecuencias de lo que decimos y de lo que no decimos. Nuestros éxitos y fracasos se configuran en nuestras conversaciones.


COMUNICACIÓN ACTIVA


Se requiere paciencia, perseverancia, estar presente, es decir, silenciar la voz interior para estar totalmente concentrados en lo que dice el cliente, respeta las prioridades del cliente sin intentar imponer su propia agenda. Sólo existe el cliente hablando, en un estado de total aceptación y comprensión de su universo, de su mapa mental, de quién es. La asertividad es una conducta verbal ya que permite defender los propios derechos y respetar los ajenos. Eso se traduce en una mayor autoestima y una mejor comprensión de las necesidades ajenas. Comunicación activa es la capacidad de centrarse completamiente en lo que dice y lo que no dice el cliente, de comprender el significado de sus palabras en el contexto adecuado y de ayudarlo a expresarse.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo